Noticias

Alcanzar la inmunidad de rebaño será difícil

Mientras no alcancemos la “inmunidad de rebaño” tenemos que aprender a coexistir con el virus

Karina Canseco

La estrategia para enfrentar la pandemia por COVID-19 es diferente en cada país. En Israel prácticamente ya han reabierto su economía y sus actividades a la normalidad. Mientras que en la India ahora están viviendo una situación devastadora que nos va a afectar a todos tarde o temprano, porque el país asiático también se conoce como “la farmacia del mundo”, advirtió el especialista en enfermedades infecciosas Alejandro Macías Hernández.

Estimó que las medidas de control aplicadas en cada nación han abonado en la contención de la pandemia por coronavirus, pero también suma que algunos de esos países ya alcanzaron o se encuentran cerca de la “inmunidad de rebaño”.

La “inmunidad de rebaño”, explicó, es el porcentaje de la población que tiene que ser inmune a una enfermedad infecciosa para que se detenga su transmisión.

Ejemplificó que la enfermedad contagiosa más transmisible es el sarampión, un enfermo puede infectar a 10 o 20 personas y necesita una “inmunidad de rebaño” de alrededor del 90 por ciento de la población para que ya no se transmita y empiece a disminuir.

En tanto que la influenza estacional requiere una “inmunidad de rebaño” del 50 por ciento de la población y para la COVID-19 se estima necesaria una inmunidad del 70 a 75 por ciento.

De acuerdo con Macías Hernández, el porcentaje necesario de “inmunidad de rebaño” para la COVID-19 se logra a través de un cálculo que se conoce como la tasa reproductiva o el ritmo reproductivo básico de la enfermedad (R0). El R0 es estático al principio, pero va cambiando con el tiempo y se vuelve RT o R efectivo, el ritmo reproductivo (R0) de la COVID-19 es igual a cuatro.

Aunque investigadores de Universidades como la Autónoma de San Luis Potosí, de la UNAM y algunas instituciones extranjeras coinciden en señalar que en México ya debe haberse infectado más del 50 por ciento de la población y que estaríamos a 25 puntos porcentuales de la “inmunidad de rebaño”, llegar a ese número no será sencillo, señaló el infectólogo.

Para alcanzar el porcentaje necesario de inmunidad y en el contexto nacional de vacunación, será entonces necesario inocular con intensidad a los grupos de personas menores de 60 años e incluir a los jóvenes y a los niños para que abonen a la “inmunidad de rebaño”, considerando en el cálculo a las personas de esos grupos que no quieran o no puedan vacunarse.

El especialista alertó también sobre el riesgo en las fronteras norte y sur de México, “si no logran la inmunidad de rebaño en Estados Unidos o en Centroamérica nos va a filtrar a nosotros”. El virus va cambiando y probablemente en el futuro tengamos que revacunar o modificar las vacunas para que respondan a las variantes (Reino Unido B117, Brasil, Sudáfrica y la India) del virus SARS-CoV-2, “y entonces la inmunidad que ya hayamos alcanzado se va a ir perdiendo”.

Explicó que la “inmunidad de rebaño” no es binaria, mientras más cerca se esté del 75 por ciento necesario más difícil va a ser que el virus se propague, aunque se siga transmitiendo a una tasa baja.

Por último, llamó a ser realistas, mientras no alcancemos la “inmunidad de rebaño” tenemos que aprender a coexistir con el virus de tal manera que nos permita seguir con nuestras actividades y lograr una cierta normalidad. Continuar con las medidas preventivas de contagio; usar cubrebocas, evitar lugares concurridos, ventilar espacios cerrados y vacunarnos, para no saturar hospitales, “así nos tome años y años alcanzar la inmunidad, porque parece, el tiempo lo dirá, no va a ser nada sencillo”, concluyó.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=yIa5rpegZEE