Vida

¿Cómo evolucionaron los mosquitos Aedes aegypti para especializarse en picar a los humanos?

Brenda Terrazas/Karina Canseco

Macro of mosquito (Aedes aegypti) sucking blood close up on the human skin. Mosquito is carrier of Malaria; Encephalitis; Dengue and Zika virus

Existen 3 mil 500 especies conocidas de mosquitos en todo el mundo y sólo una pequeña fracción de ellos evolucionó para especializarse en picar a los humanos, el género Aedes aegypti es el principal transmisor de enfermedades como el dengue, el zika, el chikungunya y la fiebre amarilla, malestares que afectan a más de 100 millones de personas cada año.

Una investigación, publicada en la revista Current Biology, identifica los componentes genéticos subyacentes a la afinidad de los mosquitos e indica que su comportamiento de búsqueda de sangre humana puede rastrearse en dos condiciones ambientales: el clima y la urbanización.

“La evolución de los mosquitos está relacionada con la historia humana”, expresó Noah Rose, autor del estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Princeton.

Para la investigación, los científicos recolectaron huevos de  la especie Aedes aegytpti en siete países del África subsahariana, e incluyeron desde áreas urbanas densas hasta bosques remotos en climas cálidos, secos, húmedos y fríos.

Los resultados del estudio respaldan la teoría de que los mosquitos evolucionaron para buscar a los humanos debido a nuestra capacidad única de almacenar agua durante las estaciones secas. “No fue vivir con personas per se lo que hizo que los mosquitos se especializaran en picar a los humanos”, señaló Rose.

En ese contexto, los mosquitos hembras, responsables de todas las picaduras, necesitan sangre para producir sus huevos, pero también una incubadora hídrica para que eclosionen. Y los humanos, al almacenar agua en lugares accesibles cuando escasea, les proporcionan a los insectos toda la sangre y el agua que necesitan. Para esos mosquitos, la búsqueda de olores humanos se convierte entonces en una ventaja.

El hallazgo produjo también un modelo para pronosticar cómo podría cambiar el comportamiento de los mosquitos en los próximos 30 años, la rápida urbanización y el cambio climático provocarán en ellos una mayor evolución y una preferencia por la sangre humana. “En la escala de décadas, las ciudades están duplicando y triplicando su tamaño, es probable que la rápida urbanización impulse el aumento del comportamiento en picaduras a seres humanos”, aseguró Rose.

Finalmente, Daniel Neafsey, profesor asistente de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, refirió que el documento destaca cómo los humanos tienen un impacto en la ecología que impulsa las enfermedades transmitidas por mosquitos.

Con información del artículo Climate and urbanization drive mosquito preference for humans

Figura 1. El olfatómetro de dos puertos del laboratorio tienta a los mosquitos con el olor de diferentes huéspedes y permite a los científicos observar sus elecciones. Los mosquitos en el ensayo mostraron una clara preferencia por los humanos (derecho) sobre los conejillos de indias (izquierda). Imagen de Universidad de Princeton.