Ciencia

Dinosaurios podrían haber acelerado nuestro envejecimiento

Redacción

dinosaurios
Esta hipótesis sobre dinosaurios aún no ha sido probada de forma concluyente, pero si se confirma, podría tener implicaciones importantes para nuestra comprensión del envejecimiento.

Según una nueva teoría propuesta por el profesor Joao Pedro de Magalhaes de la Universidad de Birmingham, el envejecimiento humano puede haber sido influenciado por millones de años de dominación de los dinosaurios.

La hipótesis del “cuello de botella de la longevidad” sugiere que durante la Era Mesozoica, los mamíferos enfrentaron una presión persistente para una reproducción rápida durante el reinado de los dinosaurios. Esto llevó a la pérdida o inactivación de genes asociados con una larga vida, como los procesos asociados con la regeneración de tejidos y reparación del ADN.

De Magalhaes explica que los primeros mamíferos se vieron obligados a vivir hacia el final de la cadena alimentaria y probablemente pasaron 100 millones de años durante la era de los dinosaurios evolucionando para sobrevivir a través de una reproducción rápida.

“Vemos ejemplos en el mundo animal de reparación y regeneración verdaderamente notables”, dice De Magalhaes. “Esa información genética habría sido innecesaria para los primeros mamíferos que tuvieron la suerte de no terminar como alimento del T. rex”.

Si bien ahora tenemos una gran cantidad de mamíferos, incluidos los humanos, ballenas y elefantes, que crecen y viven mucho tiempo, nosotros y estos mamíferos vivimos con las limitaciones genéticas de la era Mesozoica, y envejecemos sorprendentemente más rápido que muchos reptiles.

Algunos posibles efectos de la hipótesis

Si la hipótesis del cuello de botella de la longevidad es correcta, podría tener una serie de implicaciones para nuestra comprensión del envejecimiento. Por ejemplo, podría explicar por qué los mamíferos, en general, envejecen más rápido que los reptiles. También podría ayudar a explicar por qué el cáncer es más frecuente en los mamíferos que en otras especies.

Además, la hipótesis podría tener implicaciones para el desarrollo de nuevas terapias antienvejecimiento. Si pudiéramos identificar los genes que se perdieron o inactivaron durante la Era Mesozoica, podríamos desarrollar tratamientos para restaurar su función y prolongar la vida de los humanos.

Investigación futura

Se necesita más investigación para probar la hipótesis del cuello de botella de la longevidad. Los científicos deben identificar los genes específicos que se perdieron o inactivaron durante la era de los dinosaurios y demostrar que estos genes están asociados con una larga vida.

Si la hipótesis se confirma, podría revolucionar nuestra comprensión del envejecimiento y abrir nuevas vías para prolongar la vida humana.

 

dinosaurios

 

Lee también: La literatura tiene la realidad que se merece: Sergio Ramírez