PRINCIPALES

Indispensable, revisar las políticas económicas

Gaceta UNAM

La habilidad para atender la pandemia estuvo directamente relacionada con los años de desatención al sector salud de cada país

La pandemia evidenció las fallas y problemas que enfrentan las naciones de América Latina, asestando un duro golpe a los que menos tienen, y con efectos que impiden a las naciones salir adelante, cooperar internacionalmente, mantener el desarrollo, y proteger los objetivos ambientales, sociales, económicos y, en el fondo, reducir las desigualdades, coincidieron expertos reunidos en la Facultad de Derecho de la UNAM.

C.P. Chandrasekhar, Jayati Ghosh, Charles Abugre y Juan Carlos Moreno Brid, con la moderación de Alicia Puyana Mutis, charlaron sobre los retos económicos que enfrentan los países en desarrollo en la mesa Inequidades, crisis económica y desarrollo en el mundo globalizado, en el contexto de la 9a Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales. Tramas de las desigualdades en América Latina y el Caribe. Saberes, luchas y transformaciones.

En el Auditorio Doctor Gabino Fraga, de la Facultad de Derecho, los expertos en economía internacional detallaron que las inequidades que enfrentan hoy las naciones han sido exacerbadas por los problemas que desde hace mucho tiempo habían denunciado los países en desarrollo.

C.P. Chandrasekhar, investigador de la Universidad Jawaharlal Nehru de India, detalló que el capitalismo contencioso, representado por la guerra entre Rusia y Ucrania, sumado a la pandemia por la Covid-19 han movido los focos que enfrentan las naciones, cuya habilidad para atender la pandemia estuvo directamente relacionada con los años de desatención al sector salud de cada una.

Por otra parte, el conflicto ruso-ucraniano afectó directamente las cadenas de suministro, con menos petróleo y gas, menos hidrocarburos, menos suministro de granos, por lo que el economista hindú enfatizó que esta situación tiene un alto grado capitalista, en la cual la demanda no permite la distribución de ingresos, lo que genera perturbaciones económicas en las naciones del mundo.

Y ambos factores, detalló “desvían la mirada de las debilidades del capitalismo. Por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional apunta que el problema que estamos enfrentando hoy en día es por los efectos de la guerra de Ucrania, que las respuestas en términos de políticas públicas macroeconómicas, con la tendencia a descartar políticas monetarias convencionales, con tasas de interés del cero por ciento, no se pueden utilizar porque estamos en una posición en la que necesitamos recuperarnos de la pandemia, y ahora la predicción de crecimiento para los países es mucho menor de lo que había sido proyectada”.

Jayati Ghosh, especialista de la Universidad de Massachusetts en Amherst, enfatizó que si en algún momento se requiere de la cooperación internacional ese es ahora.

Dijo que, si bien se consideran que los temas como cambio climático, o catástrofes de diferentes tipos y la pandemia afectan a todos, obviamente, son problemas que, al mismo tiempo, pueden ser considerados nacionales; pero para solucionarlos los países requieren de la cooperación global.

Recordó que, desde hace tiempo, India propuso esto a la OCDE, y se trató de llegar a un acuerdo para que las empresas trasnacionales pagaran un impuesto de 25 por ciento en las tasas globales corporativas, y con los recursos se creara un fondo de ayuda para las naciones que más lo requerían, tras múltiples negociaciones se calculó reunir con esta medida 600 mil millones de dólares; sin embargo, al final, sólo se recaudaron 42 mil millones, claramente no hay apetito por el multilateralismo.

Incapacidad de invertir

Charles Abugre, director ejecutivo de la Internacional Development Economics Asociates, comentó que los países con ingresos bajos y medios están aspirando más alto, es decir, ser de clase media ha sido un anhelo para muchas naciones africanas, lo cual funcionó bien por una década gracias a los boom en bienes de consumo que llevaron a un crecimiento rápido.

“Pero ahora se han contraído. Esta inestabilidad ha originado la incapacidad de invertir en cualquier tipo de desarrollo de capacidades, lo que deja a las economías con poco espacio estructural para la transformación. Este es el contexto en el que la pandemia de la Covid-19 afectó a África, cuando las economías se contraen, las naciones están más endeudadas en el mundo y tienen más crisis fiscales que cualquier otro país”, comentó el economista.

Finalmente, Juan Carlos Moreno Brid, académico de la Facultad de Economía de la UNAM, señaló que la pandemia ha dado un golpe especialmente fuerte a las mujeres y los niños: a ellas porque son quienes primero perdieron sus trabajos o bien al trabajo debieron sumar el cien por ciento del cuidado de la casa, de los hijos y en muchos casos enfrentar violencia doméstica; a los pequeños porque recibirán un mundo con graves problemas ambientales que, posiblemente, no podrán solucionar.

Añadió que la Cepal ha dicho que, para salir de la pobreza y precariedad laboral acentuada por la pandemia, las economías de Latinoamérica deberían crecer anualmente del cuatro al cinco por ciento. El problema es que lograrlo exige hacerlo sin dejar de lado sus metas ambientales. Es decir urge crecer y a la vez cambiar la matriz energética actual que es altamente contaminante. La región enfrenta el reto de expandir su actividad económica de manera sustentable. No debe caer en el falso dilema de primero crecer y luego preocuparse por el medio ambiente.