Noticias

Transmisión “Las fases de una pandemia”: en México, podría haber un millón de casos

En transmisión en vivo del Colegio Nacional, los doctores Alejandro Macías y Antonio Lazcano, analizaron la crisis de la COVID-19 en México y el resto del mundo.

Con datos oficiales y una amplia perspectiva histórica, el doctor Macías, infectólogo de la UNAM, realizó una presentación donde demostró que este tipo de crisis suele tener un periodo de alrededor de tres meses de duración, según el estudio de las curvas estadísticas en los diversos países en que se presenta la enfermedad.

Explicó que la salida de la Fase 3 –un esquema diseñado por las autoridades de nuestro país–, tomará unos 40 días más. En la opinión del reconocido especialista, el punto de mayor mortandad ocurrirá en las próximas semanas.

Consideró también que a consecuencia del esquema de registro de casos y la muy reducida toma de muestras de diagnóstico, es muy probable que en nuestro país haya actualmente más de un millón de personas infectadas. Cabe resaltar que el propio doctor Macías fue el primero en puntualizar que únicamente un cinco por ciento de las personas que hayan contraído la enfermedad necesitarán atención médica extrema.

Indicó que los diversos tratamientos médicos que se están utilizando en diversos países del mundo podrían tener un efecto positivo, pero solamente en un porcentaje menor de los casos.

En opinión de quien fuera vocero principal del gobierno mexicano durante la crisis por el virus H1N1 en 2009, el caso más notable de reacción social y gubernamental en la atención del nuevo virus es el de Corea del Sur. En ese país se realizaron pruebas de diagnóstico a más de un 10 por ciento de la población.

Respecto a quienes piensan que dicha estrategia es demasiado cara, explicó que resultará mucho más caro no hacer las pruebas de diagnóstico.

A pregunta expresa de la audiencia virtual, opinó que el ciclo escolar actual “debe darse por concluido”.

Enfatizó que la salida de la crisis no debe ser abrupta, sino “ordenada, paulatina, regionalizada y sectorizada”, subrayando el rol crucial que tendrán que desempeñar las autoridades locales. “Dificilemente podrá ser algo federal”.

Precisó que hasta el momento las cifras demuestran que “la epidemia no se ha ruralizado, ni en México, ni en ninguna parte del mundo”. De ocurrir así, el daño sería mucho mayor.

A pregunta expresa estimó que, de no haber un cambio importante en la estrategia oficial para atender el problema, es probable que en México la enfermedad SAR-Cov-19 podría tener un costo muy superior a los ocho mil muertos que estiman las fuentes oficiales. Serían cien o 120 mil, señaló.